viernes, 25 de diciembre de 2009

CAMBIO DE DIRECCIÓN



La Navidad, a parte de lo que suponga actualmente en el contexto social, no deja de ser el resultante de la fusión de dos factores principales. Por una parte el añadido mitológico a la figura de Jesús en los evangelios y, por otra, la fiesta familiar de los romanos. Si a éstos se les condimenta con otras tradiciones particulares heredadas de los antiguos pueblos nos da como resultado las variedades de celebraciones y festejos según la tierra que pisemos. Pero en realidad lo que ha marcado el significado de estas fiestas y, sobre todo, el devenir de la historia del cristianismo es uno de los evangelios que no trae precisamente las narraciones del nacimiento. Mejor dicho, no fue el evangelio en sí, si no las interpretaciones que se hicieron de él que han llegado a convertirse en doctrina intocable de las iglesias cristianas . El evangelio de Juan comienza, en vez de con los cuentos de la infancia, con un expléndido poema cargado de simbolismo y de un mensaje profundo dirigido a los que no aceptaron ni a la persona ni al mensaje de Jesús.


En este poema se simboliza la figura de Jesús con un ente de la tradición helenística, el "logos". Esto convierte a Jesús de Nazaret en un ser que era parte de Dios y desciende de lo alto para salvarnos. Pero esto ha llevado a una pequeña confusión porque se ha perdido de vista que una introducción se escribe cuando se ha terminado el texto y se quiere dar una visión global del mismo, según el pensamiento del autor. Tendríamos que tener en cuenta que el que descienda no implica que existiera antes arriba - prexistencia lo llaman -, también cabe la posibilidad de interpretar que su Padre Dios le hizo Hijo y le asumió como parte suya, por lo que podemos decir que nos lo había enviado. De lo que tenemos constancia es que Jesús fue un paisano como nosotros, incluso que para sobrevivir no lo tuvo tan fácil como ahora lo tenemos, y nos transmitió una experiencia personal que nos ha llevado a afirmar que es el camino para encontrarnos en Dios con nosotros mismos, con los que nos toca compartir la vida, con nuestro mundo...


Así pues, el dicho típico de estas fechas que Dios ha nacido no deja de ser una simplifación peligrosa. Está bien sentir que Dios está en medio de nosotros, pero eso de que se personifique en un hombre para darnos la solución de todo va mucho. Y es que la vida nos va enseñando que las soluciones o los arreglos no nos vienen dados y menos de lo alto. El camino de Jesús empezó desde "abajo" - y muy abajo, que vaya dónde nació -, en unión con los de abajo - que vaya tropa se buscó de acompañamiento - hacia "arriba", esto es, hasta que Dios lo asumió como Hijo. En un principio la expresión "el Verbo se hizo carne" fue para mí una clave importante para orientar mi vida, pero hoy estoy convencido de que en realidad es mejor confesar que "la carne llegó a ser Verbo". El orden de factores no altera el producto, pero sí el procedimiento a la hora de entender la figura de Jesús y de asumir su seguimiento. El credo cristiano dejaría de consistir así en recitar ciegamente una serie de conceptos metafíscos totalmente ininteligibles para el hombre de hoy e hilados a base de concilios, cismas y sesudas elucubraciones. Dios nace donde ponemos nuestra carne para generar vida. De este modo podemos ser también algo de "Verbo" y Él nos puede asumir como parte suya para dar sentido y fecundidad a lo que hacemos y para plenificar nuestra vida, al igual que lo hizo con Jesús.


Al mismo tiempo, estas consideraciones que pueden parecer estríctamente teológicas, aunque dichas en román paladino, tienen su alcance en la vida corriente. No hacía falta, por ejemplo, esperar al final de la cumbre de Copenaghen para saber que los políticos no iban a conseguir ningún acuerdo satisfactorio, ni nos iban dar solución alguna. Sin embargo el éxito ha sido que se hayan tenido que reunir una vez más sintiendo el hálito de millones de ciudadanos detrás de sus orejas exigiéndoles soluciones para el futuro del planeta y de las próximas generaciones ¿Quién se lo iba a decir a aquellos denostados ecologistas considerados como lunáticos cuando empezaron a hablar de la capa de ozono, de reciclaje, de calentamiento...? Pero gracias a ellos se puso en marcha una conciencia y un movimiento imparables y hoy en día es un clamor universal. De la misma manera, mucha gente sigue esperando que la solución a sus problemas venga de las instituciones, de los gobiernos, de las iglesias ¿Dónde están la soluciones al hambre y la erradicación de la pobreza que los grandes de la tierra tenían prometidas cumplir para el 2005? Ya lo dijo Vicente Ferrer, no lo van a conseguir nunca porque la solución está en manos de los ciudadanos y lo está demostrando en Anantapur. Y como él otras tantas ONGs o inciativas ciudadanas...desde abajo, paso a paso.

martes, 8 de diciembre de 2009

8 de diciembre


Hace un año publiqué una entrada sobre la fiesta de la Inmaculada y hoy me ratifico en lo que escribí. Creo que alguna de las razones que apuntaba se han incrementado en este espacio de tiempo. La jerarquía ha endurecido su restauracionismo y sigue echándole pulsos al gobierno y a la sociedad entera. Aunque sea impopular, incluso para los má indiferentes de la religión, por aquello de santa Rita, Rita lo que se da no se quita y un puente es un puente allá lo que se celebre, sigo revindicando que se elimine esta fiesta.




A pesar de esta convición, hemos aprovechado el puente para pasar unos días en Quintanilla. Entre otras actividades he comenzado la poda de nuestros árboles por aquello de que ya han perdido sus hojas. Aún me quedan los dos más grandes para la próxima ocasión, porque además de estos cuidados había que hacer otras cosas y no hay tiempo para todo. De todos modos, las diversas tareas que exige el cuidado de los árboles se está convirtiendo en algo que cada día me apasiona más y me engancha. En el fondo son seres vivos y convivimos con ellos aunque sea a distancia. Fumigar, podar, recoger la fruta, disfrutar de su sombra... son momentos en los que me siento unido a ellos y es como si mantuviéramos un diálogo sin palabras, pero intenso. Son una minúscula partícula de la naturaleza pero es a mí a quien corresponde cuidarla con todo el mimo del que soy capaz, aunque no sea un consumado experto agrónomo. De algún modo, es como me gustaría que el resto de la humanidad cuidara la naturaleza. En el fondo, creo que ellos me cuidan más a mí por la paz que me transmiten cuando interactuamos y por la oportunidad que me ofrecen de desconectar del día a día y dejar que fluyan de mi interior pensamientos y sentimientos de lo más positivo. Lo vivo como una forma más, pero muy fuerte, de sentirme uno con la madre tierra.

lunes, 30 de noviembre de 2009

A LA MUJER MALTRATADA CON TODO MI RESPETO E INDIGNACIÓN

La semana pasada se celebró el día contra el maltrato a la mujer. Asistí a la concentración que nuestro ayuntamiento convocó en la Herriko Plaza. Hoy he querido reflejar este tema en mi blog y me he acordado de un pequeño poema que escribí hace años cuando este tema empezaba a salir a la luz pública. La pena es que no sirve para las que ya no están entre nosotros porque a los maltratadores se les fue la cabeza y la mano y, desgraciadamente, ellas ya no van a poder rehacer su vida. Lo titulé "Por qué no"

Aunque el torrente de tus ojos
dejó marcadas tus mejillas,

aunque el viento del desengaño
plegó tu piel como la arena,

aunque ya no tengas un sol
que borre tus nieves perpetuas,



mírate ¿por qué no?
Más allá del espejo estás tú
y eso es lo importante.





Quizás te vendaron los ojos
aquellos primeros halagos,

quizás mirando a esas nubes
tropezaste en el camino

quizás te hicieron sentir
que eras un cero a la izquierda



cree en ti ¿por qué no?
Más allá del engaño estás tú
y eso es lo importante.





Igual ya no sientes el ruido
de otros pasos al caminar,

igual tu espalda se quiebra
por el peso de un vacío,

igual tu cabeza se hunde
al faltarle un hombro amigo,



ten coraje ¿por qué no?
Más allá de la soledad estás tú
y eso es lo importante.





Tal vez te llamaron corazón
para dejar vacío el tuyo

tal vez te abriste al amor
y no encontraste caricias

tal vez tomaron tu vientre
como letrina del deseo



levántate ¿por qué no?
Más allá de tu historia estás tú
y eso es lo importante.





viernes, 27 de noviembre de 2009

CAVETE EPISCOPIS


En uno de mis anteriores posits traje a colación alguna de las impresentables intervenciones del episcopado español y muy especialmente de Martínez Camino. Hete aquí que atacan de nuevo con renovado denuedo y, esta vez, no contentos con proclamarse los salvadores de la humanidad desentierran antiguos látigos de herejes repartiendo anatemas y excomuniones contra todo aquel descarriado que ose no acatar sus directrices. Como comenté en lo que escribí cuando su santidad decretó que el condón fomentaba el sida, de nuevo constato que sigue en vigor entre muchos de nuestros obispos la hybris, o sea, la soberbia de creerse en posesión de la verdad y de estar investido por Dios para imponersela a todo el mundo.


Nadie niega a los monseñores que manifiesten sus opiniones sobre asuntos como el aborto. Nadie se extraña de que no estén de acuerdo con su práctica, como es de esperar. Lo que sí nos sigue decepcionando a muchos es su forma de reaccionar en este tema o en otros parecidos. En primer lugar, no creo que a nadie le guste abortar y si alguien se ve avocada a tomar una decisión tan traumática será porque hay otros males aún mayores que tiene que evitar. En segundo lugar, aunque todos pensemos que lo mejor es no llegar a este extremo, por desgracia, se van a seguir dando abortos. Como es una facultad en toda sociedad democrática, el poder legislativo puede garantizar que éstos se realicen en unas condiciones dignas y con unas garantías mínimas que amparen a la mujer en todos los aspectos personales y sociales. A la vez, desde los poderes poderes públicos y desde muchas instituciones se potencian las medidas educativas tendentes a prevenir situaciones como éstas. En este aspecto, como en el de la droga o el sida, todos los esfuerzos que se hagan son pocos, tanto para evitarlos como para ayudar a los que han tenido que padecerlos. Se podrá estar o no de acuerdo con unos aspectos de la ley, se preferirá un tipo de ley más que otro, se querrá eliminarla y volver a la ilegalidad... Todas las opciones se debaten y se votan, son las reglas del juego.


Lo que no se puede permitir es que venga un grupo de presión y, por decreto de su religión, pretenda prohibir a toda la sociedad que se dote de esa ley ¿Quiénes son los obispos para erigirse en los rectores de los destinos de la sociedad española, por muy católica que la quieran pintar? ¿De qué cueva salen ahora amenazando, tachando de asesinos y usando el aborto como arma arrojadiza en el terreno político? De todos modos para mí hay otro aspecto tan denunciable como éste, al menos desde la prespectiva de un creyente. Se supone que a estos señores se les ha puesto en ese cargo para ser pastores de su pueblo creyente, pero parece que algunos han hecho de su cayado un bastón de mando y de su diócesis un cortijo en el que hacen y deshacen por decisión divina. Creo que, en vez de lanzar excomuniones y prohibiciones, estaría más acorde con su misión potenciar la mejor educación de los jóvenes católicos desde sus catequesis, sus movimientos apostólicos o fomentando iniciativas tendentes a colaborar con las familias en la nada fácil labor de orientar a sus hijos. También podrían potenciar iniciativas sociales o institucionales que ayuden con medidas de otro tipo a aquellas mujeres que no puedan o no quieran tener ese hijo. Pero lo más sangrante es que están estigmatizando a personas en vez de acogerlas y ayudarles a superar el trauma que supone una decisión tan cruda como es la de abortar.


Según estoy escribiendo esto, me vienen a la mente parábolas y pasajes de los evangelios. Me pregunto cómo puede leerse con esas actitudes la parábola del pastor que va en búsqueda de la oveja perdida porque es la que más le importa o la del padre que acoge al gandul del hijo que le ha fundido la herencia... y así otras. Pero no dejo de representarme cómo sería hoy la escena de la mujer adúltera condenada a lapidación. Entonces los obispos preguntarían a Jesús "ha sido sorprendida en aborto, según nuestra doctrina debe ser excomulgada ¿Tú qué opinas?" Y El diría aquello de que el que esté libre de pecado que tire la primera piedra. Luego comenzaría a escribir en el suelo y poco a poco se irían marchando todos empezando por los más ancianos. Cuando se quedarían solos Jesús le diría a la mujer"nadie te condena, yo tampoco".

Mª JESÚS LANZA


Hace 15 días tuve el honor de asistir a la entrega del premio "Barakaldo solidario" que otorga la Fundación Miranda y el Ayuntamiento a una persona entrañable en este pueblo por la labor que desarrolló y la entrega con la que la llevó a cabo: Mª Jesús la eterna asistente social de Cáritas cuando no había ningún otro sitio donde acudir. Esta mujer me ha parecido desde siempre la síntesis encarnada de una profesional como la copa de un pino y, a la vez, voluntaria y militante hasta la médula. Me he alegrado infinito por este reconocimiento que hace un poco de justicia a su trayectoria y al triste final de su carrera, en el que fue defenestrada sin ningún miramiento por el fundamentalismo ilustrado del clero local. Hace un año escribí la presentación de su candidatura a este premio y hoy la adjunto aquí.



"Proponemos a la baracaldesa Mª Jesús Lanza candidata al premio como reconocimiento a la trayectoria de su vida profesional y personal dedicada enteramente a la promoción y a la ayuda de familias y personas desfavorecidas, lo que la convirtió en toda una institución de este pueblo en momentos difíciles y escasos en recursos sociales.

Con esta presentación pretendemos, en primer lugar, hacer un reconocimiento público de su gran talla humana y profesional y, así, hacer visible el agradecimiento de todos los que estamos en deuda con ella por lo que hemos aprendido de su dedicación incondicional y de su buen hacer en el trabajo social. En segundo lugar,creemos que no se pueden dejar perder en el olvido a profesionales como Mª Jesús a la que tantas familias deben el haber sobrevivido en situaciones de penuria y de sufrimiento, aunque su trabajo no apareciera en la primera página de los periódicos porque siempre lo fue haciendo con suma delicadeza y sin hacer ruido.

Mª Jesús comenzó su trayectoria en la adolescencia participando en la asociación católica de las Hijas de María. En el contexto de los compromisos propios de esta asociación, sus miembros visitaban enfermos, acompañaban a ancianos, ayudaban a familias pobres... Estas actividades supusieron su primer contacto con ese mundo que la mayoría prefiere no ver o imaginarse que existe sólo en las películas, el mundo de los desfavorecidos. Esta experiencia marcó su vida porque a través de ella encontró la vocación que ha orientado su trayectoria y a la que ha sido fiel hasta el último segundo de su trabajo.

Pero sus inquietudes le llevaron a no conformarse con unas meras actividades. Comprendió que se necesitaba dar respuestas adecuadas y dignas a esas personas y por ello debía formarse. Así consiguió profesionalizarse sin perder el sentido y la dedicación del voluntariado. De hecho rechazó ofertas profesionales de algunas empresas importantes del entorno bastante más sustanciosas y aparentes que su trabajo social. Ella siempre declaraba que su vida estaba dedicada por entero a los desfavorecidos.

Mª Jesús perteneció a ese grupo de trabajadoras sociales que en su época vieron la necesidad de ir más allá de las donaciones o ayudas benéficas. En ese sentido fue una incansable luchadora para que las instituciones públicas asumiesen la obligación de crear recursos sociales cuando nadie hablaba de eso. En ese aspecto se mostraba infatigable ante los responsables institucionales planteando iniciativas de tipo económico y exigiendo mejoras sociales.

A este respecto, estuvo presente en la promoción de recursos para los minusválidos psíquicos, en la creación de guarderías, en las primeras respuestas a la virulenta aparición de la droga en Barakaldo, en dignificar la atención de los primeros casos de sida, en organizar colonias de verano para los niños de familias sin recursos... En el momento en que comenzó la gran amenaza del paro con los primeros despidos masivos de grandes empresas tuvo una intuición que supuso una primera piedra para la consecución del salario social. En aquella época las familias afectadas solamente contaban con unas subvenciones municipales muy limitadas. Mª Jesús consiguió que Cáritas creara una bolsa económica para completar dichas subvenciones. Cada familia recibía regularmente su cheque y así se podía asegurar lo mínimo para sobrevivir con dignidad.

Otra de las facetas más importante de su labor fue la movilización de voluntariado. Siempre procuró que los voluntarios y las voluntarias estuviesen debidamente coordinados con profesionales. A la vez tuvo sumo cuidado en mantenerlos unidos y procurando que entre ellos reinase la armonía y buen ambiente. Ella, a pesar de las condiciones en que trabajaba y los graves dificultades con que se encontraba, nunca dejó de realizar su tarea con alegría y esperanza contagiando de optimismo a sus colaboradores o las jóvenes que hacían prácticas con ella. Era raro que se diese por vencida. Este contagio ha sido la formación más importante que ha transmitido a las trabajadoras sociales que se formaron o trabajaron con ella.

En todas estas actuaciones podemos percibir los primeros pasos en la modernización del trabajo social a la hora de superar el concepto paternalista y decimonónico de la beneficencia pública y del caritativismo eclesiástico. A través de ellas podemos vislumbrar mejoras que han sido asumidas posteriormente: trato digno a las personas desfavorecidas, evitar a toda costa la estigmatización de los minusválidos o de los afectados por adicciones, creación de recursos sociales públicos y accesibles para todos, promoción y formación del voluntariado...

A todo esto queda por añadir lo que más admiración nos ha causado a todos los que la hemos conocido de cerca: su entrega y dedicación total e incansable. Nunca tuvo horarios ni tuvo en cuenta sus propios intereses. Podía estar atendiendo a cualquier necesitado a las tantas de la noche incluso en su propia casa. Así puso en riesgo incluso su propia salud. Más que poner semillas para favorecer el buen hacer del trabajo social, ella misma ha sido la semilla con su dedicación oculta y silenciosa pero, al final, fructífera.

Por todo ello, como expresábamos al principio, consideramos a Mª Jesús Lanza digna merecedora de este premio, que viene a ser un reconocimiento público de este pueblo a una hija suya que le ha dedicado su vida con entrega incondicional e intachable profesionalidad."

lunes, 9 de noviembre de 2009

EL MURO




Hoy se celebra el 20º aniversario de la caída del muro de Berlín. Hay al respecto multitud de comentarios, editoriales, recordatorios y conexiones con los eventos festivos que se están desarrollando. Hubiese dado algo importante por poder asistir en directo al concierto al aire libre de Barenboi, sobre todo con la 7ª del divino sordo como obra principal. Se me ocurren algunas reflexiones al respecto. La caída del muro fue considerada como el símbolo del desmoronamiento del bloque de países comunistas del este europeo. Fue y es celebrado como un acontecimiento positivo, como una conquista y una recuperación de valores fundamentales. Aunque también he oído algún testimonio de alemanes por la radio referente a que en estos momentos de crisis y paro muchos alemanes del este se acordaban de la RDA. Claro que no puede ser la bota llena y la suegra borracha. Es curioso que una ideología y un sistema, que proclamaban la igualdad y tenían como objetivo la igualdad y el bien común de todos los ciudadanos, acabasen desechados por los mismos y se celebre su desaparición. Más allá de meterme en el análisis de su sistema se me ocurre una primera reflexión. Todo cambio de paradigma social o avances positivos de cualquier tipo no se pueden imponer o poner en marcha a golpe de autoridad o de control, sino por la persuasión y el convencimiento, personal y social. Y esto vale para la religión, para la política, para la educación, para la beneficencia y hasta para la buena marcha de las familias.





La segunda me la ha puesto en bandeja de nuevo Baremboi, que en su presentación del concierto hizo referencia a los otros muros que existen hoy en día y son tan clamorosos como el de Berlín: Israel, Corea, Melilla, USA-Méjico y supongo que habrá otros por ahí que no conozco en forma de diversos materiales. Estoy convencido de que van a tardar en caer y no precisamente por la solidez de sus materiales o por la imposibilidad de saltarlos. Más bien tendremos que fijarnos en el volumen de los intereses económicos o en la intensidad del odio que albergan. De todos modos es bueno recordar de vez en cuando que también pueden caer, aunque sea de la forma más inesperada.



Sin embargo, creo que existen además otros tipos de muros que nos distancian a los humanos. Son invisibles, pero impenetrables y, me da la impresión de que vivimos muy cómodos con ellos. Resultan ser unas defensas muy seguras para nuestro sistema de vida. Todos tenemos muy claro en qué países o en qué zonas deben estar los reductos de miseria o de marginalidad para que no molesten a los intereses del sistema y poder mirar para otra parte. También hay otro tipo de marginalidad invisible a primera vista pero que puede estar instalado en nuestro entorno. Pueden ir con nosotros apretujados en el metro o puede que haya un piso patera en nuestra escalera pero en medio hay un muro de prejuicios, de indiferencia o de desprecio. No hay dinamita que pueda con éstos. Va a hacer falta mucho compromiso humano y mucha presión social para abrirles algunas ranuras. En ello estamos.

lunes, 2 de noviembre de 2009

"X TANTOS"


Llevo una temporada escuchando por la radio y viendo por televisión un campaña imponente de publicidad de la iglesia católica. Después de cada anuncio me queda una molestia en las tripas que no sé definir muy bien, por eso me he decidio a escribir este post para ver por dónde sale. En primer lugar, no entiendo por qué la iglesia necesita hacerse publicidad en los medios de comunicación. Se me ocurren dos posibles razones. La primera sería la importancia que tiene en este mundo dar una buena imagen ante la sociedad. Por eso se presenta lo más granado de la feligresía desarrollando obras de caridad con los más necesitados y se oferta una atención digna para las celebraciones más señaladas de la vida de cualquier persona. La segunda que se me ocurre, más importante que la anterior aunque más prosaica, es la de buscar fondos para el mantenimiento de la iglesia, por lo que se intentaría que el personal considerase tales bondades a la hora de hacer la declaración de hacienda o de soltar donativos.



Me da la impresión de que todo este montaje resulta ser una ceremonia de la confusión por lo que pueda haber debajo de estos mensajes. Por una parte, nadie niega que sea importante el que desde la iglesia se hayan creado unas entidades que garanticen una serie de atenciones básicas para los que no disponen de ellas y que, a su vez, fomenten corrientes de compromiso para que haya personas que se ofrezcan a mantenerlas. Pero, por otra, parece que se identifica el ser iglesia católica con realizar dichos compromisos en una entidad católica, ya sea diocesana o de alguna congregación religiosa. Creo que tan "iglesia católica" puede ser el voluntario de cáritas como el católico voluntario de cualquier otra ONG o el católico sindicalista. También me queda la sensación de que se pretende poner a estas obras como pantalla para justificar la financiación de la iglesia, pero una cosa es aportar fondos a los programas de Cáritas, o de otras organizaciones eclesiales por el estilo, y otra el mantenimiento del clero.


Lo que no deja de ser chocante es contrastar el compromiso de estos creyentes de base con la imagen que está dando últimamente la jerarquía, que al fin y al cabo es quien va a manejar la pasta. Mientras ellos dan un testimonio inestimable de solidaridad y de humanidad, los jerarcas están ofreciendo una imagen de poder y algunos de estos incluso de ostentación que, en los tiempos que corren, puede resultar insultante. Sin contar con que últimamente su principal preocupación es no perder las cotas de poder que heredaron del nacionalcatolicismo. Así que andan empeñados en meterse en arenas políticas de signo restauracionista y en imponer sus criterios de fe y de moral, propios de otro mundo ya extinguido mal que les pese. Somos muchos los que estamos en el mismo plano que esos voluntarios de los que se habla en la publicidad, pero nos sentimos incómodos en la iglesia porque parece que los mitrados nos quieren echar a golpe de autoritarismos.



Y para ejemplo de por dónde andan, dos últimas noticias que he escuchado. El obispo de Asturias ha proclamado que la incineración no es propia de católicos porque la iglesia proclama la resurrección de la carne. Increíble pero cierto. No entiendo a que viene esta salida de pata de banco, a no ser que el monseñor participe en algún negocio de lápidas o nichos. Pero el que más me ha llamado la atención ha sido el inefable Martínez Camino, contestando al tribunal europeo que ha dado la razón a la señora italiana que pedía la retirada de crucifijos en las escuelas públicas. Tuvo el morro de decir que eso era un retroceso a épocas pasadas y que era renunciar a la identidad europea, poco menos. Nuestro preclaro monseñor no ha visto una escuela pública si no ha sido al ir a votar. Quizás no sepa que en las aulas podría encontrar musulmanes, evangelistas, ortodoxos, induístas, confucionistas en medio de una mayoría de indiferentes, ya que desde sus alturas no le es posible percatarse de la realidad actual. Por otra parte, eso de considerar el crucifijo como enseña de occidente me parece un sacrilegio en toda regla, máxime teniendo en cuenta todas las atrocidades históricas que se han cometido en su nombre.

viernes, 30 de octubre de 2009

OTRO PETER PAN


Ayer mientras hacía cosas en casa escuché en la radio que a El Canto del Loco le habían concedido algún premio y pusieron la canción de Peter Pan. Esta me trajo a la memoria los encuentros sorpresa que había tenido hacía poco con X. Según atravesaba la Herriko Plaza para ir al ayuntamiento, sentí que alguien estaba a punto de atropellarme con un patinete de esos que no tienen una tabla, sino que parecen articulados. El individuo en cuestión me saludó en plan simpático. Me quedé cortado porque en principio no lo reconocía, hasta que me di cuenta de que era X. Hacía como 2 ó 3 años que no le había visto, aunque siempre había preguntado por él a sus antiguos compañeros del hogar que siempre me contestaban que apenas salía y que no sabían gran cosa de él. La última vez que me encontré con él fue en un portal de la calle Arana. Iba yo a hacer una de mis habituales visitas a la familia de un absentista y allí estaba haciendo las prácticas de final del CIP con un fontanero. Luego me enteré de que había tenido algún trabajillo más pero que lo había dejado porque el jefe le tangaba y le pagaba a medias, según su versión.



Me quedé realmente atónito contemplándole. Además del susodicho patinete llevaba unas gafas de sol muy fashion y su vestimenta era de marca desde la camiseta hasta unas deportivas de caña con una forma especial. Un chaleco con bolsillos perfectamente conjuntado con su pantalón pirata le daba un aire de cierta importancia, así como la barba informal que se había dejado. De todos modos el cambio de luk no incluia la higiene y los alerones le cantaban a distancia, se notaba que ya no estábamos encima de él. En nuestra breve conversación pude comprobar que no trabajaba y que el poco tiempo que había estado contratado no le daba para cobrar el mínimo del paro, lo cual no encajaba para nada con su vestimenta. Seguí tirándole de la lengua y me enteré de que vivía con su madre y con su novia en la casa de su madre. Su hermano mayor, al que considerábamos todo un Peter Pan en el hogar, se había instalado por su cuenta fuera de Barakaldo y su hermana menor seguía viviendo con los familiares que la habían criado desde pequeña.


Las cuentas, en base a lo que me decía, quedaban claras. La madre trabajaba, la novia trabajaba y él les hacía compañia y andaba por ahí. Eso sí, cuando su chica terminaba el turno de cajera en el supermercado él estaba como un clavo esperándole en la puerta. Y se quedó tan pichi cuando me lo contó, como quien se siente muy feliz de estar cumpliendo su cometido en esta vida. Siempre había tenido un punto de vivir fuera de este mundo, pero en vez de crecer en madurez comprobé que se había disparado su infantilismo. X era el segundo y estaba en medio de un hermano mayor que era un engañador nato y que hacía lo que quería con su madre y de una hermanita que era una pocholada que con sólo mirarte te derretía. Sorbía los vientos por ganarse la atención de su madre, pero para ella era como un criadito y no le hacía ni puñetero caso. En cuanto ésta pudo y con la disculpa de su separación se lo quitó de encima y acabaron los tres en el hogar municipal, aunque en momentos diferentes.


X siempre arrastró el fantasma de la culpa porque creía que él era el responsable de la separación de sus padres. Trabajamos mucho este aspecto con él pero creo que lo llevaba tan arraigado que no adelantamos mucho. Desde pequeño fue el responsable de cuidar a su hermana pequeña, hasta que entraron al hogar. La levantaba, le preparaba el desayuno, la llevaba y la traía de la escuela. Al año de estar en el hogar una familia la acogió, pero, aún así, X tuvo que seguir en el hogar porque su madre no quiso hacerse cargo de él. A pesar de eso, ninguna comida del hogar estaba como las que hacía su madre, ni ninguna compañera cosía ni planchaba como su madre... era el no va más. Su paso por el instituto fue tortuoso y muy conflictivo. Volcó en el aula toda la rabia que llevaba tapada y llegó a conductas agresivas impensables en aquel calamidad que teníamos por un mosquita muerta. Acabó haciendo fontanería en Lutxana, pero, como pude comprobar, no le ha servido de mucho porque sigue sin fuerzas para echarle arrestos a la vida.



Aquí no acaban todas las sorpresas. A la semana de nuestro encuentro se presentó en el departamento para saludarnos a los que habíamos estado en el hogar con él. Después de los saludos de rigor, llegó la pregunta del millón. Quería saber los datos de la empresa que nos llevó a Morillo de Gállego en unas vacaciones de Pascua para hacer deportes de riesgo. Había conseguido que su madre se comprometiera a llevarles allí para hacer lo mismo que disfrutó cuando estaba en el hogar. También nos adelantó que quería volver a Port Aventura y a Terra Mítica. Cuando se fue, mi compañera y yo nos quedamos a cuadros y haciéndonos cruces: era más insconsciente que cuando le perdimos de vista. X estaba intentando vivir la infancia robada, esta vez no solamente arrancando la atención de su madre sino con el plus de la novia. El problema es que a los veintitantos años no se puede estar viviendo en los mundos de Peter Pan, y más contando con una madre que no es de ningún modo recomendable como hada madrina . Este mundo cruel te puede bajar al polvo de las maneras más imprevistas y despiadadas. Entonces el tortazo es de tal magnitud que ya no se puede salir ileso para el resto de la vida.

miércoles, 28 de octubre de 2009

OTRA MÁS DE BANDERIZOS


Como no podía ser de otra manera, el 30 aniversario del estatuto de Gernika tuvo dos celebraciones. El sábado los abertzales y el domingo los españolistas. Qué mejor ocasión para lanzarse diatrivas, descalificaciones y hacer discursos encendidos para caldear el ánimo de sus seguidores: que si nos privan de democracia, que vais a manifestaciones de apoyo a los terroristas, que sois unos inútiles, que vosotros dejasteis muchos pufos, que sois unos frentistas y os va a pasar lo de otra vez, que habéis hecho un pacto antinatural... El estatuto para unos viene a ser la garantía de autogobierno, aunque quedan pequeños aspectos por actualizar, mientras que para otros no deja de ser una migaja de lo que exigen para este país. Pero ninguno parece interesarse por saber cómo puede afectar eso al ciudadano medio.


En la oficial de Vitoria se concedieron algunas condecoraciones a vascos ilustres. Entre ellos estaba Iñaki Gabilondo. Me quedo con lo que expuso después de recibirlo "Aita, el estatuto que nos quitaron nos unió y el que conseguimos nos ha separado ¿Tendrán que quitarnos éste para que nos unamos?" Nunca se puede pedir que unidad signifique unificación o abdicar de las convicciones personales. Pero más allá de lo que cualquier grupo piense o predique debe existir un sentido de sociedad, de país en el que vivimos y queremos seguir viviendo todos, por lo que nunca podremos pretender excluir a los contrarios o distintos por muy mal que nos caigan. Nos guste o nos patee las tripas, estamos condenados a entendernos.


Según esto, creo que ya es hora de exigir un mínimo de respeto a los ciudadanos. Es bochornoso tener que seguir asistiendo a espectáculos tan lamentables como éste. Ya no sólo son los sindicatos, que consideran a los fallecidos en accidentes laborales de un bando o de otro, se ha subido un peldaño más al ser todos los representantes políticos los que han escenificado el frentismo. Habrá que preguntarse si no se dan cuenta de los efectos negativos que esto puede acarrear a la sociedad y a la convivencia ciudadana, sin contar con la pésima imagen que transmiten del país. Igual algunos pretenden que la sociedad esté tan dividida como para que tengamos que salir a la calle con distintivos del bando al que pertenecemos en la frente o no podamos establecer relaciones con aquellos que no sean de los "nuestros".


Hay momentos que me aburre y hasta me hastía ser de este país, y mira que lo quiero.

martes, 27 de octubre de 2009

SUPERBILBAINADA

Soy del Athletic, como soy de mi pueblo o de mi familia. Es algo mío y lo sufro impenitentemente porque le he mamado desde niño. Pero no voy más allá, ni soy socio ni me mato por ir a S.Mamés. Sigo los resultados y aguanto los partidos en la tele pero solamente a ratitos, porque la mayor parte de las veces no juegan ni a tabas. Me parece muy bien que hagan un campo nuevo, más por el beneficio que supone a la mejora urbanística y cultural de la villa que por lo que pueda aportar al club, que tal como va no sé para qué quieren más. Ya no me parece muy allá que todos los contribuyentes tengamos que poner dinero para el dichoso campo, pero en pro de los otros beneficios acepto.


Ahora bien, no es de recibo que, después de crear y dar por buena una supuesta sociedad a cuatro bandas y de presentar el proyecto, los políticos anden montando numeritos. El GV dice que va a poner condiciones, sin decir cuáles; el alcalde se mosquea y suelta alguna de las suyas; el diputado general habla de órdagos y a todo esto el bueno de Odón -que pierde el culo por meter baza en estos saraos- ruge y clama al cielo por los privilegios exclusivos de los vizcaínos de los que ellos, guipuzcoanos desasistidos, nunca han disfrutado.


Lo inaudito viene cuando en la asamblea de compromisarios de ayer votan que se comunique al GV que el campo y la gestión tiene que ser del club y punto. Para chulos, los de Bilbao y para "de Bilbao" los señores compromisarios. O sea, te regalan el terreno, te pagan las obras y encima tú pones las condiciones. Yo creía que en lo que va de historia de este perro mundo el que pone el dinero es el que pone las condiciones y el que lo recibe da las gracias, si es educado.
A ver si me aclaro: si el dinero es público la titularidad debe ser pública y, en este caso, compartida en la subsodicha sociedad. O sea, que al club se le cede, o algo así, el uso del campo y tendrá que hacer sus aportaciones a los gastos, como todo hijo de vecino. El equipo de basket ha jugado en la Casilla, en el Bizkaia Arena y jugará en Miribilla, pero ninguna de esas canchas son, ni serán, suyas. Son municipales o provinciales y si quiere una propia se la paga o se busca espónseres que le apoyen. Según esto, creo que los señores compromisarios se han pensado que lo aportado por las administraciones son unas ayuditas para su campo, lo cual no concuerda con las cantidades aportadas por éstas, sin contar con el terreno, la esención de tasas y otros capítulos. Si quieren que sea totalmente suyo, que se queden donde están o que vayan devolviendo el dinero en las condiciones que se estipulen, como todos los que se tienen que pagar una hipoteca para tener un piso o un local propio.

"NOS HAN ENGAÑADO, PERO SOBREVIVIREMOS"


José Chamizo es el defensor del pueblo de Andalucía. Había oído hablar de él cuando salió la noticia de su nombramiento. Mi primer acercamiento a su trabajo fue a causa de la puesta en marcha del programa municipal contra el absentismo escolar. En aquellos momentos había muy poquitas cosas publicadas al respecto y fue un lujo conseguir su informe sobre el absentismo en Andalucía y la cantidad de iniciativas que impulsó para luchar contra él. Sacó a la luz unas cifras de escándalo y puso firmes a las adminsitraciones. Le he escuchado un par de veces y he de confesar que es una delicia escucharle, tanto por su claridad en la exposición como por el contenido o por los criterios que muestra. También he tenido la oportunidad de intercambiar personalmente algunas opiniones con él, asi que le puedo considerar como uno de los mentores de nuestro actual programa.


Hace un par de días le escuché en una larga entrevista -ahora que tengo más tiempo por culpa de mi ciática- por la radio. Entre otros temas habló de las consecuencias de la crisis y el locutor le pidió que, como resumen de lo hablado, definiera en una frase esta dichosa crisis "nos han engañado, pero sobreviviremos". Chamizo había estado señalando que uno de los problemas más graves, entre tantos provocados por la crisis, consistía en que el boom económico había calado muy hondo en muchos estamentos de la sociedad, incluso en los de recursos más limitados. Nos había hecho creer que esto era jauja, que el crecimiento era ilimitado, que todos éramos ricos, que todo el bienestar estaba en nuestra mano, que todo vale con tal que... De golpe y porrazo esto ha hecho crac y nos ha devuelto a la cruda realidad, con el agravante de que esta vez estamos peor que cuando comenzó lo del pelotazo y nos ha cogido a contrapié sin haber podido cambiar aún el chip del consumo a discreción.


En mi devenir diario, contemplo a los chicos y chicas del CIP - que no son precisamente la representación más acertada de las clases pudientes- y a otros, de los que tenemos que ponerles las pilas por aquello de su desidia con los estudios, repletos de todo tipo de artilugios móviles de última aparición en el mercado, peinados de peluquería, ropitas a la moda, afiches a gogó... ¿Hasta cuándo les va a durar esto? ¿Qué les ha costado conseguirlo, ha sido un premio a sus buenos rendimientos escolares o a la colaboración en las tareas domésticas de sus madres trabajadoras? Simplemente lo han pedio por esa boquita ¿Cuándo vamos a conseguir eliminar ese virus, altamente contagioso, que se les ha inoculado desde el primer biberón? Si no lo arreglamos entre todos, tal como se presenta el futuro muchos de esta generación van a presentarse ante la vida sin nada que aportar, más allá de su cara bonita, y sin nada que arrascar por su falta de preparación y de consistencia.


De todos modos, procuro aportar mi granito de arena y hacer mío el desafío optimista del lema de Chamizo: sobreviviremos. De entrada esto significa frenar, y poco más, para no hundirnos del todo. Frenar el desastre ecológico del planeta, el desastre económico del sistema, el desastre vital de muchos pueblos, el desastre social de familias trabajadoras y el desastre personal de estas generaciones jóvenes. Luego ya hablaremos de que no podemos pretender volver a lo de antes para poder disfrutar de una vida digna, aunque muchas de las soluciones que se están dictando desde las altas instancias parecen estar encaminadas a más de lo mismo.

martes, 13 de octubre de 2009

MIRET MAGDALENA


Hoy me he desayunado con la triste noticia del fallecimiento de Miret Magdalena. Se puede ser creyente ecuménico, teólogo independiente, padre de familia, servidor público y mucho más y dar lecciones de todo ello a la jerarquía y a los que se acercan a lo público con intereses personales o lucrativos. Para mí era un testigo y un agente cualificado del siglo XX español de una talla ética fuera de serie y un ejemplo a seguir en mi trayectoria vital. Un santo en toda regla sin sotanas ni báculos y sin enchufes en el Vaticano.



Aunque en otro contexto distinto al suyo, hacen falta creyentes de su talla que recojan su testigo para hacer creíble el mensaje de Jesús en la sociedad actual, como a una jerarquía católica y a las corrientes integristas de la iglesia, que viven ajenos al devenir de la historia y que pretenden suplantar el espíritu del Vaticano II por un renacimiento del nacionalcatolicismo más rancio. Hacen falta también dirigentes sociales o políticos y hombres de la cultura de su talla ética en medio de toda la porquería que está cayendo en este país. Ya me gustaría poder aportar a mi entorno la décima parte de lo que él aportó.



Enrique, Ora pro nobis.

domingo, 20 de septiembre de 2009

ANIVERSARIO


Hoy hace 18 años que María y yo nos casamos. Fue una ceremonia relámpago en los viejos locales del juzgado de Barakaldo y sin ruido ni grandes aspavientos. Solamente asisieron los familiares directos y los amigos más íntimos. Nosotros dos elegimos una vestimenta de "paisano"consistente en una camisa blanca y un pantalón vaquero. El de María era un peto. Ha sido el único día de mi vida que la he visto maquillada. Una amiga suya peluquera se empeñó en hacerle un peinado especial y la embadurnó profusamente. Le daba un aspecto para mí extraño dado que no estaba acostumbrado a verla de aquella guisa. La primera anécdota fue que me encontré con que la secretaria del juzgado que asistía el juez era una que yo había casado hacía bastante tiempo.


Habíamos encargado la comida en un restaurante caserío de Maruri como si fuera un encuentro familiar con no me acuerdo qué disculpa. Pedimos una paella especial como plato principal y encargamos una tarta de postre, lo demás lo dejamos a discreción del restaurante que se portó de maravilla. Jamamos como leones, hubo buen ambiente y los pequeños pudieron jugar a sus anchas en los terrenos del caserío. El precio, además, no tuvo nada que ver con el de una boda normal. Luego fuimos a Butrón a visitar el castillo, a pasear la comida y a huír del calor que aquel día, al revés que hoy, fue axfisiante. Más o menos a la hora en que estoy escribiendo esto entramos en casa y estrenamos nuestra andadura juntos.


Hoy nos hemos dicho unas cosas preciosas y hemos hecho una comida especial. Teníamos previsto un paseo por la costa con final en algún restaurante o asador, pero con este tiempo de comienzo otoñal nos hemos tenido que quedar en casa y aplazarlo para el próximo fin de semana si el tiempo lo permite. De todos modos nos ha servido de disculpa para pasar una tarde juntitos y, a ratos, acurrucados mirándonos a los ojos, lo que no deja de ser algo más gratificante que todos los festejos del mundo. A decir verdad, nunca me hubiese imaginado que se podría llegar a vivir tan íntimamente a una persona. Y digo bien, se comienza viviendo con una persona que resulta ser aquello de la convivencia y sus muchas dificultades, que las tuvimos, pero ha llegado un momento en que nuestra relación ha dejado la esfera de la convivencia y hemos entrado en la vivencia del otro. Nos sentimos como un nosotros, de tal manetra que el yo y el tú serán siempre plural sin dejar de ser singular.


Doy gracias a Dios por este regalo que, además de llenarme de gozo y de vida, me está ayudando a entenderle de otra manera. Deseo de todo corazón a todos los que optan por compartir su vida con otro o con otra que puedan disfrutar de esta experiencia que, por encima de fracasos, de dificultades y de los varapalos que da la vida es de lo mejorcito que le puede pasar a uno.

domingo, 16 de agosto de 2009

61 eta AURRERA


El pasado día 14 del presente mes a las 20 horas me cayeron los 61 años. Aún no me había familiarizado con el 6 y ya ha pasado un año. Ha sido un día memorable gracias a María y a Irene. No sé por qué se da ese fenómeno de no tener conciencia de que la mitad razonable de vida se ha quedado muy atrás, mientras que aún se siente uno con ganas de hacer algo nuevo. Ese algo no se refiere a cosas, trabajos, viajes, proyectos... sino que es más profundo porque se trata de seguir dando vida a partes de mi propio ser que aún quedan por crear. Siento que es algo así lo que me puede mantener vital, con la vista puesta en el horizonte sin que me importe medir la distancia que me pueda separar de él. Por otra parte, sigo preparándome para la última etapa pero sin querer quemar el presente, sino intentando sacarle el mayor jugo posible.


En algunos momentos se me pasan por la mente, como vídeos improvisados, escenas de mi vida. De algunas siento una vergüenza increíble y con otras puedo emocionarme o partirme de risa. He llegado a la concusión de que a estas alturas de la vida no conviene erigirse en juez implacable, sino practicar la comprensión con uno mismo, con sus debilidades, con sus locuras o con sus limitaciones y tomarse con sano humor el pasado. No quiero, por otra parte, caer en la falacia que oculta aquello de que "todo tiempo pasado fue mejor", pues estoy convencido de que lo mejor está aún por llegar. No me queda sino dar gracias a Dios por haberme regalado esta vida y los compañeros de camino de los que he disfrutado en las diversas etapas de mi vida, por haberme dado algún pescozón que otro cuando lo he precisado para no torcer el rumbo y por hinchar mis velas día a día con su espíritu.

martes, 21 de julio de 2009

YACO


Yaco es un perro pastor mezcla de alemán y de belga, de ahí su color negro. Ha sido el más hábil en muchos años a la hora de controlar a las vacas y el más inteligente pues, a veces, parecía que sabía lo que su amo le iba a indicar antes de que le dijera nada. Era el más temido por las vacas por su fuerza y su potente ladrido. Pero ya le han caído muchos años y, últimamente, se hacía el remolón y ya no estaba para muchas alegrías. Ha estado enseñando al joven Res que ya empieza a hacerse bien con el oficio.


Hemos estado una semana en Quintanilla y, nada más llegar, comezamos a oír un aullido continuo que sonaba a lloro desgarrado. "El pobre quiso azuzar a la vaca pero cuando van con la cría se vuelven muy peleonas. Se le revolvió y ya no es como antes, no le dio tiempo a retirarse. Así que le embistió y le pisoteó una pata. El lo quiso hacer pero como ya está viejo... Y, claro, llora más porque no se puede mover que por el dolor de la herida".


Hemos estado toda la semana pendientes de sus quejidos. Al final andaba algo por los alrededores de la cuadra. En una de estas se atrevió a llegar hasta la casa de los dueños, pero luego no pudo volver a su caseta porque le fallaban las fuerzas. Fue todo un espectáculo ver a la dueña llevarlo en brazos hasta su sitio. "El pobre no sé cuánto nos va a durar, cuando llora tanto es como si nos estuviese avisando de que ya le queda poco. De vez en cuando subo y le hago unas caricias y entonces se queda acurrucadito y tranquilo por un rato".


Creo que en adelante me convendría tener en cuenta a Yaco. A estas alturas tenemos que ser conscientes de que no podemos funcionar como hemos sido hasta ahora, sino en base a lo que somos o, lo que es lo mismo, a lo que nos queda de lo que fuimos sumándole, eso sí, lo que hemos ganado con el paso del tiempo. Poco a poco conviene pasar del batallar al transmitir. Esto segundo no implica abandonar lo primero, pero si ir ajustandolo en base a nuestras posibilidades. De todos modos, a pesar de lo que está sufriendo, vaya suerte la de Yaco. No todo el mundo tiene el chollo de que le traten con tantos cuidados y tanto cariño cuando ya no sirve para nada. Para sí lo quisiera más de uno, y no sólo tratándose de perros.
(La foto es de uno que se ha perdido. Aunque es más guapo tiene menos suerte)

martes, 7 de julio de 2009

UNA VELA A DIOS Y OTRA AL DIABLO

El gobierno de Madrid, ante la movida de Garoña, ha adoptado la salomónica solución de prorrogar su uso por un tiempo algo más largo que lo que esperábamos los que estamos en contra de la energía nuclear y algo más corto de lo que pedía el consejo nuclear y los trabajadores. Como era de esperar, le han llovido las críticas por los dos bandos pero, en contrapartida, ambos se tendrán que contertar al fin y a la postre porque es el mal menor con el que se tendrán que conformar. A todo esto, Mariano y sus muchachos están que no caben en sí de gozo porque ya tienen otro filón para darle caña a ZP y otro tema añadido para distraer la atención del respetable y así contar, de paso, con un velo más para tapar sus miserias políticas. El gobierno aduce que así cumple con la promesa de cerrarla y se da un tiempo extra para preparar una salida poco traumática para los trabajadores y para la comarca afectada. Y por si esto fuera poco en una maquiavélica maniobra deja el cierre definitivo en manos del gobierno siguiente que salga de las elecciones del 2012. Esto sí que es nadar y guardar la ropa.


Supongo que apelar a la coherencia o a que se cumpla lo que se ha prometido son ingenuidades que se nos ocurren a los ciudadanos mortales y de las que están exentos, al parecer, los privilegiados que llegan a altos ejecutivos sea en el terreno de lo público o en lo privado. No entiendo quiénes son esos señores del consejo nuclear para dictar la política energética a desarrollar en el país. Esa no es, ni debe ser, su función a parte de barrer para su casa como ha quedado patente. De todos modos creo que sí podemos exigir que si se apuesta por un modelo energético renovable y respetuoso con las reserva de minerales fósiles y con el medio ambiente, no se entiende por qué se tiene que estar prolongando inútilmente la agonía de un ser que necesita 50 millones de euros para seguir sobreviviendo 10 años más. Y a continuación nos podríamos preguntar qué nueva prórroga irán a proponer después de esos 10 años.

Me resulta, por otra parte, a estas alturas de la vida sumamente demagógico recurrir al tema de los puestos de trabajo que se pierden como argumento apodíctico para paralizarlo todo. Si se prevé que una central tiene una vida determinada y que tiene un peso específico en la economía de su comarca no solamente hay que tener prevista la fecha de cierre sino también los recambios para esas familias y para esa comarca. Lo que no se puede es seguir la costumbre de la avestruz no queriendo ver que esto tiene su fin y cuando llega echarse las manos a la cabeza ante la que se viene encima. Por otra parte, lo del paro es un arma de doble filo que aplicado a otras situaciones puede chirriar. Por ejemplo, si desaparece la droga habría una crisis laboral mundial: policías, agricultores, médicos, banqueros... y otra mucha gente más quedarían en paro, pero no por eso habría que mantener su existencia. Aquí en poco tiempo desparecieron astilleros e industrias siderúrgicas con el trauma social que se produjo entonces pero se ha salido adelante y no hay más que ver la transformación para bien que se ha dado en Bilbao y en Barakaldo, por poner dos ejemplos.

domingo, 5 de julio de 2009

S.O.S. RESPONSABILIDAD


Después de leer la última columna de Boff, que se está convirtiendo en mi pensador de cabecera, se me ha ocurrido que esta nueva ética que sugiere se puede aplicar a la responsabilidad de toda la sociedad en la educación de los jóvenes. Creo muy acertada, y que viene a colación en el panorama educativo de hoy, la observación de que existen otras dimensiones más allá de la razón que pueden desbordar, y de hecho están desbordando, la ética más elemental en el comportamiento social y en la convivencia familiar. Una parte considerable de los y las adolescentes de hoy cabalgan sobre ellas a pesar del notable déficit de riendas, del que incluso hacen gala inconscientemente.


Podríamos decir que la más peligrosa de esas cabalgaduras es la dimensión del deseo que es innata al ser humano, y a todo ser viviente, y que es positiva en sí misma.El problema viene cuando esta sociedad hija del capitalismo está convirtiendo el deseo en criterio exclusivo para la vida. Estamos metiendo a los jóvenes en una espiral que exacerba hasta el desquicie el deseo de éxito, de placer, de comodidad, de poseer y de pasividad y los chavales lo aplican a rajatabla "me gusta" "no quiero" "se lleva" "ya" "todo" "y punto"... Este tipo de afirmaciones tajantes están a la orden del día y ante ellas no cabe razonar, dialogar, prever el futuro, buscar lo más conveniente para la salud, pedir ningún esfuerzo... Es difícil intentar que comprendan que, en vez de la felicidad, les espera un batacazo de graves consecuencias si se lanzan en una carrera desenfrenada por esa cuesta abajo. Mientras tanto en esa caída libre van arrastrando a los que conviven con ellos, van destrozando tanto relaciones como cosas y se van cerrando puertas para el futuro.


Hay otras consecuencias más allá del deterioro personal y del entorno inmediato que cada día son más patentes. Se está dando un auge de adolescentes, incluso niños, tiranos que se van rodeando, a través de sus exigencias y chantages, de actitudes y maneras dictatoriales. Pasan por encima del respeto a las personas, a las cosas, a la naturaleza, incluso llegan a despreciar lo que se les ha dado gratuitamente y no ponen límite a sus exigencias. El que no quiera ver aquí un terreno abonado para nuevos brotes de actitudes y de ideologías de carácter totalitario es que está ciego o no quiere ver. Por otra parte, la desmedida en el consumo y el poco valor que dan al gasto de la energía o de los bienes básicos no augura un buen futuro al conservacionismo de la tierra si no cambia notablemente este panorama.


Como bien señala Boff, resulta imprescindible dar forma, cauce y sentido a esta vorágine para que el deseo sea en realidad una energía positiva de crecimiento y de realización, tanto global como personal. Para ello sugiere la necesidad de desarrollar, entre otras cosas, una serie de valores que deben ser normativos y que se hacen visibles en la ética de la responsabilidad. Responsabilidad de la que nadie puede considerarse exento, ni como padre o madre ni como ciudadano, y que no se puede delegar en responsables o instituciones públicas o religiosas. En estos momentos es una gran parte de la sociedad la que está mirando hacia otra parte ante la autodestrucción de unas generaciones jóvenes, de la misma manera que lo hace ante el deterioro del planeta esperando que alguien venga a arreglarlo. Responsabilidad que hay que exigir a los jóvenes en la misma medida en que se les da, muy alegremente por parte de algunas familias por aquello de no tener que discutir, prerrogativas de adultos para las que probablemente no estén muy preparados ni física ni sicológicamente. Sin este contrapunto no se puede garantizar para un futuro no muy lejano ni la educación, ni la convivencia, ni la democracia ni la conservación del medio ambiente.

IRENE IN CONCET


Esta vez sí, no sólo en fotografía sino en vivo y en directo para disfrute de todos, dado que es una melodía universalmente conocida. También en S. Pedro de Galdames, pero en esta ocasión suena Bach. Aunque, dicho sea de paso, no sea su autor favorito y prefiera a Mozart, lo vive como una profesional.

video

miércoles, 1 de julio de 2009

LAMENTABLE


Antesdeayer un conocido me pasó un artículo de Deia con la imagen que he conseguido descargar aquí. Se trata de un gran cuadro de un pintor tinerfeño que firma AE, con el que pretende denunciar que la ikurriña sólo ha servido para derramar sangre. En él aparece como protagonista Ibarretxe lavando la ikurriña en sangre, asistido desde el cielo por unos ángeles negros con la cara de Otegi, de Juana... Me parece realmente lamentable que se siga dando oportunidades a individuos como este supuesto artista que no consiguen más que echar leña al fuego -por si ya hubiera poca-, terminar de confundir la situación hasta lo intolerable y dificultar la comprensión desde fuera de lo que pasa aquí.


Ni Ibarretxe, ni Otegi ni, mucho menos, de Juana son santos de mi devoción pero es totalmente injusto e injustificable identificar al exlehedakari con semejante movida. A la vez, nos guste o no, la ikurriña nos representa a todos y con este tipo de salidas se nos está identificando con lo que hace o favorece un sector de nuestros paisanos. Por si el cuadro en sí fuera poco disparatado, también se informa en dicho artículo de que se prevé que el cuadro en cuestión va a disfrutar de una exposición itinerante por algunos ayuntamientos de la isla regidos por el PSOE, lo que eleva este esperpento al extremo de la repugnancia. Si pretendían atacar a los nacionalistas o celebrar el nuevo rumbo del Gobierno Vasco, se han pasado de frenada y han errado el tiro porque qué más quiere el PNV que contar con más argumentos para engordar su victimismo y ampliar su arsenal de armas arrojadizas contra López.


De todos modos creo que el autor se ha olvidado de otros pajarracos negros que fueron el inicio de todo esto. No conozco la edad de este sujeto así que igual le tenemos que recordar que los que llenaron de sangre la ikurriña por primera vez fueron Franco, Mola, los panzer de la Lubbafe... que entraron a sangre y fuego arrasando, bombardeando o ametrallando desde el aire incluso a la población civil. Sin contar los paseítos, los paredones y la "limpieza" que sus huestes ejecutaron en los primeros momentos de la posguerra. Le quedaría más aparente el cuadro añadiendo, también con alas negras, a estos sanguinarios personajes del siglo XX español y , de paso, nos haría algo de justicia a los que contamos con víctimas de entonces en nuestras familias.


Aún no se han extinguido los últimos rescoldos del franquismo y, dentro de ellos, ETA es el ascua más candente. No deja de ser en la actualidad el resultado de un odio visceral a la dictadura que se ha ido retroalimentando con el tiempo hasta enquistarse bajo un caparazón dogmático y totalitario que no le permite acceder al mundo real. Lo que ya tenía que quedar claro para toda España es que no se puede permitir que nadie -ni políticos, ni periodistas, ni víctimas, ni jueces, ni artistas, ni famosillos...- siga arrimando interesadamente su sardina a esta ascua para ganar en réditos electorales, en notoriedad, en audiencia o símplemente para sentirse importante. Estas iniciativas lo que hacen es dar aire y favorecer que el ascua siga encendida, mientras que lo que necesitamos es hundirla de agua para enterrar de una vez las últimas cenizas de uno de los disparates más sangrantes de nuestra historia común.

BROTES BLANCOS


No lo puedo evitar, sigo traumado con la movida futbolística. Ayer cerca de 50.000 -sí cincuentamil, no se me ha escapado ningún cero- enfervorizados hinchas madridistas rugían de entusiasmo en el Santiago Bernabeu ante la aparición de uno de sus nuevos astros, Kaká. Aclamaban rendidos el discurso del gran mago de las finanzas que les prometía felicidad y gloria para el futuro, haciendo mangas y capirotes a la crisis, a la opacidad de la banca y a las penurias que muchos de ellos podrían estar pasando. Y, por si alguien no se ha enterado, los medios de comunicación lo han jaleado y aireado cada cual con mayor entusiasmo para no quedarse en segunda fila informativa.



Esto que estamos contemplando indignados ¿es de otro mundo dentro o fuera del mundo o es mentira eso de que hoy no se puede arriesgar a hacer negocios? ¿Qué tiene que ver esta movida multimillonaria con los afamados brotes verdes, que andamos locos esperando que, además de en la imaginación de los poderes públicos, aparezcan en la tierra? Como no me encajaban las respuestas creo que he descubierto que se trata de brotes blancos. Claro, como el uniforme del Real Madrid, pero, yendo más allá, como las batas de los médicos o el color de los manicomios, porque covengamos que esto es de locos. A falta de soluciones está bien aplicar analgésicos y, si preciso fuere, opiáceos o descargas de adrenalina, que todo puede servir para mantener amansada a la plebe.



¿Qué diría Marx si levantara la cabeza y tuviese que descubrir de nuevo dónde está ahora el opio del pueblo? Qué fácil resulta fabricar ídolos. Realmente hoy en día resulta más difícil con tanto ídolo ser ateo que creyente.

sábado, 20 de junio de 2009

UNOS PREDICAN Y OTROS DAN TRIGO


Ayer murió Vicente Ferrer. No quiero dar el pésame a nadie, sino todo lo contrario. Quiero ante todo dar gracias a Dios por el regalo que ha hecho a la humanidad con este hombre en el que, al menos los creyentes, hemos podido percibir su presencia salvadora y liberadora en el mundo y en la historia. Para todo el mundo ha sido, por otra parte, un ejemplo viviente de cómo se tiene que luchar contra la pobreza, contra la discriminación y contra el clasismo más despiadados. Los discursos de políticos y de magnates no hacen más que aplazar la fecha del famoso fin del hambre en el mundo, mientras este hombre ha señalado con su iniciativa y su acción el camino correcto.


A mi modo de entender, Ferrer ha sido uno de los productos más geniales de la Compañía. Tenía una fe inquebrantable, una sólida formación, un empeño a prueba de bomba y una impresionante inteligencia inundada de bondad. En la única vez que le vi de cerca y le escuché en directo, me dejó impresionado su sencillez y la solidez de sus convencimientos. Abandonó la Compañía de Jesús, pero durante toda su vida siguió sintiendo la compañia de Jesús, sobre todo, en los momentos de dificultad, que fueron unos cuantos. "Con ese Hombre-Dios detrás, es fácil arriesgarse, cómo voy a tener miedo".


La fundación que ha dejado en marcha es un testamento vital de cómo se tiene que trabajar para erradicar la pobreza. En primer lugar ha devuelto el protagonismo a los ciudadanos creando en mucha gente la conciencia de que todos somos los agentes del cambio, sin esperar dirigentes u organismos redentores. Su mayor éxito es haber logrado que los mismos destinatarios de su obra sean los principales protagonistas del cambio de sus vidas. En primer lugar, no era fácil romper el sentimiento clasista tan arraigado en la sociedad india, tanto en las clases pudientes, que veían con malos ojos a Vicente Ferrer, como en los propios intocables que no se creían sus propias capacidades. Y, en segundo lugar, porque su obra siempre se salió del esquema clásico de la beneficencia paternalista, creando los medios para hacer posible su propia promoción.


No sé si para canonizar a alguien haya que esperar que un enfermo, que está declarado incurable, se cure o cosas así. Lo que hemos visto en Anantapur y la movilización de solidaridad en occidente, que ha conseguido este hombre, me parecen hechos más portentosos que los que se entienden por milagros al uso cacónico. El silencio de la Compañía y de la jerarquía acredita su alejamiento del mundo real , mientras la vida de Vicente hace un hecho palpable que "el Verbo se sigue haciendo carne". 

VICENTE FERRER, ORA PRO NOBIS!!

sábado, 13 de junio de 2009

A LOS SIN VOZ

Leonardo Boff titula su anterior columna "¿Quién escuchará la voz de las víctimas?" Se refiere a los 172 países, sobre todo a los más empobrecidos, que han quedado excluídos de las decisiones a tomar ante la crisis mundial cuando entre ellos están los principales paganos. Sólo han sido 20 los elegidos, no para buscar una alternativa sino para dar continuidad al sistema que nos ha metido en este callejón que parece no tener salida y que amenaza acabar con todo. Me he acordado de unas variaciones que escribí sobre el salmo 128 y quiero traerlas hoy a aquí, por aquello de que solamente nos queda la esperanza.



SALMO 128


Mucho me han explotado desde que me descubrieron
-que lo griten a una los países del Sur-
mucho me han esclavizado desde que me colonizaron,
pero aún no han acabado conmigo.

Sobre mi espalda araron surcos profundos,
devoraron mis entrañas, exprimieron a mis gentes.
Y luego me abandonaron, como tierra baldía,
al hambre, a la ruina y al exterminio.
¿Cuándo podremos romper esta cadena de miseria?

Dios, tú que eres justo, avergüenza a los explotadores.
Haz que caigan sobre ellos las ganancias que nos han arrancado,
que la deuda que nos reclaman sea fuego que arrase sus especulaciones,
que sólo cosechen para sí la vaciedad y la miseria que han provocado
con sus rapiñas.

El Señor está con los que siembran solidaridad en nuestra tierra
y la riegan con su sangre y con el sudor de su entrega.
Bendícelos, Dios nuestro,
para que sus semillas den a luz un futuro de vida y esperanza
y todos nuestros pueblos celebren unidos tu salvación.

Os bendecimos en el nombre del Señor.

jueves, 11 de junio de 2009

PANEM ET CIRCENSES


Pan y circo en época del imperio romano era la receta para tener a la plebe en paz. Futbol y toros decían que era la fórmula del franquismo. Hoy vamos de recortes y ya solamente hace falta el futbol. Acabo de escuchar que el nuevo presidente del Real Madrid se ha gastado más de 200 millones de euros en sus tres primeros fichajes. El del famoso Cristiano -que debería renunciar al nombre por respeto al resto de cristianos- le ha costado comprarle 95 millones de euros y su ficha es de 5 años por la friolera de 9,5 millones por temporada... y no han hecho más que empezar.Desde el punto de vista futbolístico no me imagino quién va a ser el guapo que haga trabajar o que ponga en su sitio a unos tipejos con semejante caché, ni qué defensa se va a atrever a meter la pierna, ni qué arbitro les va a amonestar...

Lo más impresionante es que piensan sacar más dinero del que están invirtiendo. Además de ganas de vomitar - con perdón- no entiendo nada ¿Se gasta todo esto para ganar partidos o para aprovecharse del fanatismo futbolero y amasar fortunas? Y, sobre todo, este despropósito propio de megalómanos me parece un insulto a la ciudadanía tanto aficionada al futbol como no, un dispendio sin precedentes en un momento de crisis mundial como éstos y un desprecio en toda regla a los que están quedándose sin trabajo, sin piso por falta de inversiones o de créditos. Por otra parte, me queda la pregunta del millón, nunca mejor dicho ¿Quién avala este trasiego de millones, los mismos que niegan el pan y la sal a PYMES, a jóvenes emprendedores, a obras sociales? ¿Los mismos que quieren arreglar sus pufos con inyecciones desorbitadas de los herarios públicos?


En fin, si además me pongo a pensar en la infinidad de programas que se podrían poner en marcha, acabaría poniéndome enfermo, así que mejor lo dejo. Siempre he sido moderamente antimadridista, a partir de ahora creo que lo seré radicalmente y con motivos más que de sobra. Será un placer poder ver algún día que ese conglomerado de semidioses, catapultados al olimpo de los multimillonarios por un magnate de la desfachatez, acabe como el rosario de la aurora, su mentor arruinado y no huelan ni un solo título. Por favor, que no llamen futbol a esto.

martes, 9 de junio de 2009

LA QUE NOS ESPERA


Mientras comíamos hoy, María me ha estado contando una de las actividades de hoy con sus críos aula de 5 y 6 años. Me quedo con lo que más me ha llamado la atención y dejo al final abiertas las interpretaciones o conclusiones que se quieran sacar de ello. Hoy era el cumpleaños de uno de los niños. María tiene institucionalizado todo un ritual para la celebración de los cumpleaños y hace de ellos, más allá de la cuchipanda y el "cumpleañosfeliz", un momento educativo. Cada niño o niña escribe, según sus posibilidades, una dedicatoria y hace un dibujo para el homenajeado a modo de postal personalizada. Después de entregarlo suele proponer un tema de conversación tirando del hilo de algún sucedido del día o de alguna preferencia del cumpleañero. Para finalizar hacen un baile o un juego colectivo de forma espontánea, según se les ocurra en el momento.


El protagonista de hoy es uno de los más infantilones de la clase y parece ser que la celebración le estaba estimulando lo suyo porque estaba transfigurado y radiante. María ha aprovechado esta circunstancia para felicitarle porque se está haciendo un chico grande, a lo que éste contestó muy contento que sí. Entonces a María se le ocurrió hacer una simple pregunta en plan coloquial ¿Tú qué crees que hacen los chicos grandes que no pueden hacer los pequeños? A partir de ahí ha surgido todo un foro en el que se quitaban la palabra unos a otros y que, con lo a gusto que estaban en la conversación, se habrían olvidado del juego final si ella no hubiese cortado. No puedo repetir todo lo que me ha contado pero voy a referir los puntos que más me han llamado la atención y la deriva que ha seguido el debate que han montado.


Después de dejar muy claro lo que los más pequeños no pueden hacer y de que a éstos les hacen mimitos por ser bebés - está claro que un sector de la clase tiene hermanos más pequeños o bebés- y a ellos no por ser más grandes, pasaron a comentar que los mayores pueden salir a calle solos pero que ellos aún tienen que hacerlo con la madre. Claro hay que obedecer a la madre cuando sales y en casa y no hay que hacer como otros mayores que no obedecen. Y además contestan mal a las mamás, y les chillan, y algunos les pegan. Y no podemos salir solos y debemos estar donde dicen las mamás porque hay gente mala que nos puede hacer daño. Esos son los psicópatas que se dedican a hacer daño a la gente, y además quieren mandar a todos y son muy malos. Huy, qué palabra más rara ¿Qué significa eso de psicópata? Pues que se dedica a hacer daño, yo he visto en la tele que unos de esos hacían mucho daño a una chica ¿Sí, y porqué hacen esas cosas? Porque sólo piensan en fastidiar, no porque están malitos porque tienen una cosa en la cabeza que les hace ser así, no porque cuando uno está malito tiene fiebre y vomita y le duele la garganta, claro entonces no están malitos, es que son muy malos...


Este debate con "angelitos/as" de 5 ó 6 años hubiera sido digno de filmación y no para tomárnoslo a guasa. No es que quiera tampoco compararles con los 5 años de mi infancia cuando estábamos en Belén con los pastores, como dice mi madre, y con nuestra inocencia infantil debidamente protegida por el manto del nacional catolicismo y por los mandatos del glorioso movimiento nacional. Pero creo que debemos preguntarnos seriamente cómo pueden digerir estos pipiolos semejante dosis de información que les estamos dando o que estamos permitiendo que reciban a través de la televisión y de otros medios, como las conversaciones o las controversias de adultos que se hacen en su presencia porque "es igual, no se enteran".


No sé si las familias de hoy y la sociedad en general está cayendo en la cuenta de que es un error actuar como si los niños se hicieran a todo y no necesitasen protección, sin tener en cuenta que es importante ser niño de verdad para llegar a ser un adulto maduro. Mientras se siga riendo las gracias a la precocidad de niños con actitudes y gestos de mayores y no se controle - por inconsciencia, ingenuidad o comodidad- lo que ven o lo que oyen,va a ser imposible atajar y ni siquiera prever las consecuencias de estas indigestiones informativas y, en qué manera, puedan estar marcando desde ya el camino que desemboca en esas conductas intolerables que cada día se adelantan más a la adolescencia.


Estos críos han tenido, al menos, la suerte de toparse con un espacio donde se encuentran a gusto y tienen la confianza suficiente para poder expresarse con espontaneidad y poder contrastar lo poco o lo mucho que creen saber o que saben, aunque no lo entiendan. Y, como no, se han encontrado con una tutora que, además de haber creado ese ambiente, les ayuda a ir elaborando esa información en sintonía con sus esquemas infantiles para que la vayan asimilando según sus posibilidades. No saben la suerte que están teniendo, tal como está el patio educativo.



miércoles, 3 de junio de 2009

PENTECOSTES PARA TODOS.


Estamos en tiempo de Pentecostés, en tiempo del Espíritu. De ese elemento que no somos capaces de definir, ni de palpar pero que sentimos constantemente ya sea por su presencia como por su ausencia. Unos creemos que es una de las formas que tenemos los humanos de poder percibir la presencia y el impluso de Dios, bajo el título que nuestra educación o nuestra situación geográfica nos hayan deparado. Otros lo pueden llamar o considerar de otras maneras, tan importantes como la nuestra, pero lo que podemos desear en este tiempo es que el Espíritu no le falte a nadie: a ningún ser humano, a ningún pueblo, a ningún ser vivo, a nuestra Tierra.


Recuerdo que en mis estudios de filosofía disfruté lo mío con un trabajo que me tocó hacer sobre un autor francés de principios del siglo XX. Recientemente he vuelto a releer su obra y he vuelto a disfrutar con ella: "L' elan vital" de Henry Bergson . Bergson defendía que la naturaleza, desde las primeras células vivas que aparecieron en el planeta, está dotada de un impulso vital que la ha llevado a desarrollar todas las especies, vegetales, animales y humana. Este impulso que lleva dentro de sí la materia ha llegado a su cumbre en la conciencia humana y en la posiblidad de que los hombres formen sociedades basadas en la colaboración y en la ayuda mutua. Estoy convencido, a pesar de lo que se pueda ver a simple vista, de que existen estas sociedades en pequeños ámbitos y que, hoy en día, tenemos serios problemas para conocerlas y darlas a conocer porque no salen en televisión, ni son noticiables por carecer de interés informativo. También estoy convencido de que la existencia de estos grupos humanos no responden a visiones utópicas sino que son realidades de carne y hueso, aunque posiblemente ni sean conscientes ellas mismas de la importancia de su existencia. Pueden estar formadas por personas creyentes o no creyentes, en sociedades cultas y desarrolladas o primitivas y más naturales, pueden llamarse comunidades, tribus, asociaciones ...lo que importa es que ponen la vida digna de todos por encima de otros intereses


En este tiempo en el que prima el imperio de los tiburones economicistas, que están rompiendo esa trayectoria del impulso vital y que están depredando el planeta, hace falta más que nunca sentir y sufrir la ausencia de este Espíritu. Precisamente es esa ausencia la que nos puede hacer reaccionar y ponernos manos a la obra para materializar y hacer palpable su impulso. Creo, y a la vez espero, que nunca llegarán a fagozitar del todo esos pequeños núcleos fieles al impulso del Espíritu. Son, a mi entender, las células madre imprescindibles para multiplicarse y para dar a luz una nueva concepción de la vida, del desarrollo, de la convivencia con todos los seres y con el planeta. Por eso he comenzado deseando la presencia del Espíritu para todos.


He escrito este post en verde porque es lo que más falta nos hace en estos momentos de catástrofe y de agoreros catastrofistas: el verde de Pentescostés, el verde de la recuperación, el verde de la esperanza de que el futuro que queremos para nuestra madre Tierra sea de este color.

"VENI CREATOR SPIRITUS".